domingo, junio 23Tiempo de informarse

Salta inició el pago del fondo solidario a más de 20 mil jubilados

El gobierno de la provincia de Salta inició el pago de la primera cuota del Fondo Solidario de Apoyo Temporal a jubiladas y jubilados salteños por el que más de 20.900 personas percibirán $48 mil, en dos cuotas de $24 mil cada una. Este fondo fue creado por el gobernador Gustavo Sáenz, para brindar una ayuda económica adicional a las y los jubilados que perciben haberes mínimos. 

La primera cuota ya fue depositada en los bancos Macro y Santiago de Estero. Y en el caso de las y los beneficiarios que cobran en otras instituciones bancarias, se comunicó que en los próximos días verán impactada en sus cuentas esta ayuda del gobierno de la provincia. El Fondo fue creado en febrero pasado por el gobernador mediante el decreto 113/2024, con el objetivo de brindar un respaldo adicional debido al contexto socioeconómico nacional. Se busca asistir a jubilados y jubiladas “en situaciones de emergencia”, para la compra de medicamentos, alimentación y servicios.

Los montos están constituidos inicialmente por el aporte solidario del mismo gobernador, los ministros y la ministra, y demás funcionarios y funcionarias de la Secretaría General de la Gobernación, la Fiscalía de Estado, la Sindicatura General de la Provincia, secretarios de Estado, subsecretarios de Estado, coordinadores, otros funcionarios superiores, funcionarios fuera de escalafón y personal de apoyo nivel 1, 2 y 3. Además de presidentes, gerentes, directores y autoridades de organismos descentralizados, organismos autárquicos, ente reguladores, empresas y sociedades del Estado, sociedades anónimas con participación estatal mayoritaria y de más formas societarias en la que el Estado tenga participación y autoridades con remuneraciones equivalentes o similares.

En el caso del gobernador, el aporte es del 50% de su sueldo desde febrero. El resto de funcionarios hizo un aporte inferior en proporción a la escala de haberes que perciban, por lo que hay quienes aportan el 20% (ministros) o el 15% (secretarios). 

El secretario de las Personas Mayores de la provincia, Juan Carlos Villamayor, dijo que el Fondo Solidario de Apoyo Transitorio fue decretado por el gobernador en un momento en el que “la situación de los jubilados y de la tercera edad era muy angustiante”, ya que existía una “incertidumbre muy grande respecto de cuál iba a ser la variable de ajuste respecto a los aportes y a las remuneraciones de los jubilados” que iba a implementar al gobierno de La Libertad Avanza. 

“En un momento de crisis económica, de angustia, (se) dictó este decreto de apoyo solidario para las personas mayores, en este caso para los que más lo necesitan porque es un aporte que hacemos los funcionarios”, añadió Villamayor. Dijo que también se invitó a sumarse a la iniciativa a representantes del Poder Judicial, del Poder Legislativo y a los gobiernos municipales. “Me parece justo” y “es lo que corresponde”, opinó. 

El funcionario aclaró que tratándose de un aporte solidario, no tiene que ser confundido con el Sistema Nacional de Jubilaciones y Pensiones y de Prestaciones de la Administración Nacional de la Seguridad Social de la República Argentina (ANSES). “Este es un aporte, un apoyo, un esfuerzo que hacemos los funcionarios del gobierno” salteño, destacó, señalando que este fondo está destinado a la adquisición de aquellos insumos de primera necesidad, como puede ser alimentos o remedios “que tienen que tomar muchas veces y que no les alcanza”.

El listado final se constituyó junto a la Secretaría de Modernización y se incluyó a las personas que cumplían los siguientes requisitos: tener 70 años o más; percibir el haber jubilatorio mínimo como único ingreso, excluyendo pensiones o pensiones no contributivas; no ser beneficiario de ingresos provenientes de planes sociales nacionales, provinciales o municipales (AUH, Potenciar Trabajo, seguro de desempleo, entre otros), ni de otra prestación previsional. Además no debían estar en relación de dependencia, ya sea como independiente o presunto; no percibir ingresos como permisionarios de estacionamiento medido y no poseer bienes registrables a su nombre, ya sean automotores o inmuebles.

En el caso de las personas que no tenían acceso a una cuenta bancaria propia o de algún modo cobraban por otras vías, Villamayor dijo que en esas escasas situaciones “vamos a ir a su casa a entregárselo”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANNTE